DEPORTE E INTEGRACION SOCIAL

El deporte es necesario para la integración social de personas con discapacidad ya que aporta una serie de ventajas permitiendo relacionarse e integrarse en la sociedad.
oportunidad-accesible-por-un-deporte-inclusivo
Tenista en silla de ruedas

La actividad física y deportiva es una inmejorable oportunidad de relación y comunicación con los demás. Las personas que hace deporte experimentan y exploran nuevos retos y experiencias que permiten descubrir sus potenciales y límites a los que puede llegar.

Cada uno de nosotros somos más capaces para unas cosas y menos capaces e, incluso, in-capaces, discapacitadas para otros y no por eso nadie deja de mirarnos, nos rechaza o margina.

La discapacidad así entendida no es sino un elemento más de la diversidad del género humano. La gran riqueza y valor de una sociedad que se precie reside en aceptar, valorar e integrar a todos sus ciudadanos y ofrecerles las mismas oportunidades para desarrollar sus capacidades y satisfacer sus expectativas e ilusiones.

 

Es importante el valorar sus necesidades y limitaciones, para poder determinar con precisión las ayudas, recursos o adaptaciones logrando su más plena y satisfactoria participación social.

Cada persona funciona de una manera distinta, se comporta distinto a los demás, tiene unas expectativas personales y unas necesidades concretas. Conocer y valorar esas características personales son la base desde la cual partimos para la realización de cualquier actividad físico-deportiva, valorando las posibles contraindicaciones para la práctica de ciertas actividades sin dejar a un lado aquellas que sepuedan presentar por la discapacidad que posea dicha persona, sinolvidarnos del nivel físico y habilidades que posea cada uno.

Dichas habilidades o limitaciones deben de ser certificadas por un técnico que debe de cuantificar y definir con precisión como puede ser la participación en la actividad que queremos realizar. A estas personas se les ayudarán en varios aspectos como son la relación y la comunicación, tipo de ayuda técnica que se puede precisar, y las barreras en el entorno que se deben de eliminar.
Con la satisfacción de estas necesidades se alcanzará una mayor autonomía personal teniendo en cuenta los factores personales y mentales además del contexto donde dicha persona vive y se relaciona.
La principal barrera con que se encuentra una persona con discapacidad es la aptitud, siendo esta la más difícil de combatir y superar. Es importante indicar que la mayoría de las dificultades y desventajas a las que tenían que hacer frente las personas con discapacidad son las carencias, obstáculos y barreras del entorno que con sus propias limitaciones y déficits.
Las personas discapacitadas demandan practicar un deporte, utilizar un transporte para poder desplazarse, manejar unos aparatos o materiales concretos y a las que hay que responder de forma efectiva y afectiva, así cómo apoyos personales para la locomoción, la movilidad , la comunicación y las  modificaciones en el entorno que eliminen en la medida de lo posible los obstáculos y barreras que les impide su plena participación.
Se ha avanzado en la integración social de personas discapacitadas, pero sigue siendo terrible que en pleno siglo XXI, en la era de la colaboración de las nuevas tecnologías todavía existan barreras arquitectónicas que hacen imposible o muy difícil el acceso a muchas personas con limitaciones en su movilidad a eventos y manifestaciones culturales o sociales.
Se trata en este punto de valorar los medios y recursos disponibles en el entorno, las condiciones ambientales, las barreras que se detectan tanto en las instalaciones y edificios, como aquellas menos visibles y que tienen que ver con las actitudes de rechazo e incomunicación de ciertas personas.
Este eslabón en la cadena resulta trascendente porque de cómo planteemos una ayuda o un recurso en relación con cada necesidad dependerá en gran medida la participación. Hablamos de valorar las condiciones del entorno, las necesidades que se plantean en la interacción y manejo de la persona con discapacidad con los productos, servicios, objetos, instrumentos, instalaciones, equipamientos…etc.
Es necesario ofrecer unas actividades de forma que todas las personas, sean cuales sean sus características y necesidades, puedan participar de forma satisfactoria.
Al realizar dicha oferta de actividades para todos, es necesario adaptar materiales, utensilios, objetos e instrumentos que deben utilizarse, proporcionando ayudas técnicas específicas para la comunicación o manejo de objetos o para la movilidad o la eliminación de barreras que obstaculizan o dificultan el acceso y uso de instalaciones, equipamientos, transportes, tecnologías y servicios.
Oportunidad accesible creará las condiciones más favorables para que todas las personas tengan las mismas oportunidades de participación en las actividades además de informar de las normas que se fijen y los criterios que se deban seguir en cualquier oferta de actividades deben de tener en cuenta las necesidades detectadas; los entornos, procesos, productos, servicios, ayudas técnicas, herramientas y dispositivos que se ofrezcan deben ser comprensibles, utilizables y practicables por todas las personas en condiciones de seguridad,  comodidad y de la forma más autónoma posible.
Con las actividades deportivas y recreativas se tiene la oportunidad de obtener beneficios no sólo en el plano individual (enriquecimiento personal, sino también, en el plano social y ello debe ser posible para todos y en todas las épocas de la vida).
Este derecho de todos al disfrute de estos beneficios no puede limitarse a unos pocos porque las características del entorno lo impidan o por la inexistencia de medios materiales o la inadecuació de los recursos y ayudas técnicas o la falta de adaptación de los medios disponibles a las necesidades de cada persona.
En definitiva la participación en las actividades físico – deportivas por las personas con diversidad funcional es importante crear las condiciones suficientes y necesarias para que dicha participación sea efectiva y gratificante, favoreciendo una integración plena en su entorno social.
Las adaptaciones en las actividades, las condiciones de accesibilidad de los espacios, la adecuación de los materiales y la creación de un clima natural y sensible en el grupo capaz de aceptar las adaptaciones como parte de la realidad social en que se desarrollan, son algunas de  las soluciones que entidades como oportunidad accesible deben de poner en marcha para dar respuesta a las necesidades y expectativas de todos los participantes.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Captcha loading...