GRÚAS PARA PISCINAS | escaleras piscinas

Escaleras de una piscina
Escaleras de una piscina

Una piscina es un lugar público y/o privado donde las personas con diversidad funcional pueden realizar un deporte saludable o relajante con el agua como es la natación, ya que ésta contribuye al mantenimiento o mejora de la salud, mejorando la autonomía,  las relaciones sociales y de esta forman se sientan motivadas para que puedan ser integradas en la sociedad.

Estas instalaciones  independientemente del ámbito que tengan, público o privado deben de cumplir una serie de requisitos para que dicho servicio sea ofrecido en igualdad de condiciones que a toda aquella persona.
Dichos requisitos pueden ser: itinerarios, aseos, vestuarios, bar,  restaurante entre otros.
En este artículo nos vamos a centrar en cómo una persona con movilidad reducida puede disfrutar de realizar una actividad deportiva como es la natación y sobre todo como poder entrar o salir al vaso de la piscina que sería donde realizaría la actividad.
En el acceso al vaso de la piscina, se utilizaráuna adaptación técnica denominada grúa o elevador hidráulico.
¿Qué es una grúa o elevador hidráulico de piscina?
Es una adaptación técnica situada en el borde de la piscina para qué personas con movilidad reducida pueden acceder a la misma sin ninguna barrera que le impida acceder a la misma, favoreciendo su autonomía a la hora de practicar dicho deporte.
Está compuesto por una silla donde la persona con limitaciones físicas se sentará para que con la ayuda de la persona cualificada acceda sin ningún problema y pueda accionar el mecanismo del elevador para que pueda entrar o salir en el agua.
¿Qué medidas debemos de tener en cuenta para que dicho servicio de elevación sea ofrecido con seguridad?
La grúa o elevador debe de cumplir las siguientes medidas de seguridad como son
Prever la anchura máxima, peso máximo y altura máxima de la persona con movilidad reducida que puede soportar la grúa o elevador.
Que la ubicación de la grúa o elevador sea la idónea para que las personas con movilidad reducida puedan utilizarlo sin ninguna barrera que se lo impida.
Que los mecanismos de elevación funcionen correctamente en la utilización de dicho utensilio.
Que el personal cualificado compruebe de que todo el proceso de entrada y salida del agua de una persona con movilidad reducida sea el correcto.
Que dicho personal cualificado ayude a la persona con movilidad reducida a que pueda disfrutar de dicho servicio en igualdaddecondiciones.
Desde Oportunidad Accesible nos encargamos de proporcionar estas adaptaciones técnicas para las piscinas haciéndole pasar a estas personas un rato formidable a la hora de poder acceder a realizar una actividad deportiva en igualdad de condiciones que cualquier persona, pudiéndose poner en contacto con nosotros sin compromiso y nuestro personal especializado le asesora sobre las adaptaciones que mejor le venga según las instalaciones que desee reestructurar para el colectivo de personas con diversidad funcional .

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*