OCIO ACCESIBLE | Discapacidad

Actividad de ocio acuático en contacto con perros.
Actividad de ocio acuático en contacto con perros.

Si el tiempo libre destinado al ocio es muy importante para todos los colectivos de la sociedad, más lo es para los que tienen discapacidad.

El ocio es un derecho humano fundamental que favorece el desarrollo personal y social de las personas y del que nadie debiera ser privado por razones de discapacidad.

Es un medio esencial para lograr el bienestar emocional, el desarrollo de relaciones interpersonales y fomentar la inclusión del discapacitado en el propio entorno.

Otras finalidades que pueden estar presentes, como respiro familiar, aprendizaje o adquisición de hábitos deben estar en un segundo plano.

Sin embargo, no podemos olvidar que las personas con discapacidad tienen dificultades para disfrutar del ocio. Estas dificultades pueden ser personales, familiares y sociales.

Es fundamental potenciar todas aquellas habilidades que faciliten que las personas con discapacidad pueda disfrutar lo más autónomamente posible de su tiempo libre.

Evidentemente para una persona con discapacidad visual el ocio enfocado a la pintura no sería la mejor opción, así como para una persona con movilidad reducida escalar una montaña.

Pero siempre hay que tener en cuenta que los problemas que se pueden presentar no siempre son insuperables y que se pueden compensar con otras actividades.

Además, siempre hay que contar con las preferencias de las personas con diversidad funcional, ya que la actividad de ocio elegida debe ser vivida con placer.

Existen dos modelos de actividades de ocio: las actividades comunitarias normalizadas y los programas específicos para personas con discapacidad. Siempre que sea posible se intentará la integración social.

Únicamente cuando las necesidades de apoyo que requiera la persona o las características de las actividades le impidieran integrarse, se le incluirá en un programa de ocio específico, que siempre tendrá como objetivo la integración.

En el tiempo de ocio se pueden incluir tres tipos de actividades:

Culturales, recreativas y deportivas. Lo más adecuado sería facilitar las tres.

Las instituciones públicas, las privadas, los ciudadanos, los medios de comunicación deben ser informados, formados y sensibilizados para hacer posible la plena utilización y participación de las personas con discapacidad en cualquier actividad.

Las ofertas de ocio a cambiado en la actualidad para los discapacitados. Actualmente cada vez hay más espacios culturales que cuentan con actividades accesibles para personas con discapacidad sensorial.

En la realización de actividades de ocio como en cualquier actividad de la vida todos tenemos limitaciones. Las personas con discapacidad tienen que saber que solo con esfuerzo y perseverancia pueden conseguirlo.

En esta labor de integración, nuestro proyecto en Oportunidad Accesible se canaliza a través de ofertar actividades de todo tipo, eliminando todas las barreras que les impida el acceso a estas actividades y de esta forma conseguir de que disfrute de las mismas en igualdad de condiciones y haciendo todo lo posible que se sientan y estén integrados en las mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*